Conoce el aparato extensor de la rodilla

curriculum_martinEl aparato extensor de la rodilla está formado por el músculo cuádriceps y su tendón, la rótula y el tendón rotuliano; y constituye el verdadero motor de esta articulación ya que estabiliza la rodilla, la extiende, nos frena al ir corriendo y nos mantiene de pie.

Para el Dr Eulogio Martín , “la patología del aparato extensor es muy frecuente y en algunos casos muy compleja de resolver y se puede dividir en dos grandes grupos”:

    1. Trastornos por desgaste: ocurren por el uso excesivo tanto en el deporte como en determinados trabajos, y en ocasiones están asociados a una predisposición anatómica. Incluyen:
      • Las lesiones del cartílago rotuliano o condropatía rotuliana.
      • Los síndromes de mala alineación.
      • Las tendinosis rotuliana y cuadricipital.
      • Las bursitis.
    2. Traumatismos agudos: pueden provocar roturas tendinosas o fracturas y/o luxaciones de la rótula. Pueden ser secundarios a contusiones directas o más frecuentemente a mecanismos indirectos por contracción excéntrica violenta de la musculatura.

En los trastornos por sobreuso el tratamiento inicial es siempre conservador y se reserva la cirugía para aquellos casos en las que se han fracasado todas las medidas conservadoras. Mientras, en los traumatismos agudos, en la mayoría de los casos se recurre al tratamiento quirúrgico.

El doctor Martín hace mención especial a la inestabilidad de rótula, que, aunque en ocasiones se puede optar por un tratamiento conservador cada vez se recurre más a la cirugía: “estamos siendo más agresivos en el tratamiento de la inestabilidad rotuliana del paciente jóven, para evitar que pueda volver a salirse y acabe dañando el cartílago”

Deja un comentario