“Una de cada tres roturas del manguito rotador asocian lesión del tendón subescapular”

Uno de los problemas más comunes que afectan a la articulación del hombro es la patología de los tendones que mueven el hombro y el brazo que en conjunto se llama manguito rotador.

En Doctor Abel Gómez, que está realizando actualmente un Fellowship de 6 meses en la Clínica CEMTRO de Madrid con el equipo médico del Doctor Manuel Leyes, nos habla de la rotura del tendón subescapular, un tendón que pertenece a uno de los músculo que forman el manguito rotador del hombro.

¿Son frecuentes las lesiones del tendón subescapular?

El tendón del subescapular pertenece a uno de los músculo que forman el manguito rotador del hombro. Su lesión provoca una alteración en el equilibrio de las fuerzas del hombro que hacen que su reparación sea esencial para restablecer ese balance.

La frecuencia de esta lesión aislada es menor que la de otros tendones del manguito rotador como el supraespinoso, si bien es cierto que estas lesiones han sido infradiagnosticadas y no reparadas hasta no hace mucho tiempo. Hoy en día, podemos decir que una de cada tres roturas del manguito rotador asocian lesión del tendón subescapular.

¿Cuáles son los síntomas de esta lesión?

Generalmente el paciente refiere un antecedente traumático. Existen diferentes test diagnósticos que vienen a reflejar un aumento de la rotación externa pasiva y dificultad para realizar la rotación interna contrarresistencia.

En ocasiones el paciente únicamente refiere dolor, que ocurre en esta ocasión también en actividades por debajo del nivel del hombro.

¿Cuál es su tratamiento?

El tratamiento de estas lesiones en la mayoría de ocasiones es quirúrgico. Es conveniente no retrasar la intervención por la tendencia que tiene el tendón a retraerse y crear adherencias que pueden dificultar posteriormente la técnica quirúrgica

¿Cuándo son de tratamiento quirúrgico las Lesiones Parciales Articulares del Maguito Rotador (PASTA)?

El tratamiento en fases iniciales suele ser conservador mediante analgesia, rehabilitación e infiltraciones subacromiales en alguna ocasión. Cuando fracasan estos tratamiento se procede a realizar la reparación artroscópica del mismo.

Existen numerosas opciones quirúgicas para el manejo artroscópico de las lesiones. ¿Cuáles soléis utilizar? ¿De qué depende?

El tipo de tratamiento a realizar depende del porcentaje de afectación del tendón. Nosotros somos más partidarios de reparar la lesión en la mayoría de casos, ya sea transtendón o completando la misma.

¿La reparación transtendinosa es mejor que completar la lesión? ¿Cuándo se utiliza una u otra?

No hay evidencia clara de que una técnica tenga mejores resultados que la otra.

Deja un comentario