Prótesis total de rodilla en la actualidad

El remplazo de la rodilla mediante una prótesis es un procedimiento quirúrgico donde el hueso y el cartílago dañados se sustituyen por componentes hechos de aleaciones metálicas, plásticos de calidad superior y polímeros.

El doctor Rodrigo García Crespo, nueva incorporación del equipo del doctor Leyes y uno de los mayores expertos nacionales en cirugía protésica primaria y de revisión, nos habla de las prótesis de rodilla.

Las prótesis articulares de rodilla son diseñadas para imitar el movimiento de flexo extensión de la rodilla. ¿Cuándo es el momento idóneo para someterse a una operación de prótesis de rodilla?

La prótesis de rodilla debe ser implantada cuando la persona sufre un deterioro importante en su calidad de vida y el dolor en la rodilla no le permite hacer sus actividades habituales.

Existe una amplia variedad de opciones que permiten al cirujano personalizar la prótesis. ¿De qué dependen?

Hay que valorar en cada persona las condiciones médicas pero los factores más importantes que nos hacen elegir un determinado tipo de prótesis son la edad, el tipo de deformidad, la calidad ósea y la estabilidad de los ligamentos laterales.

¿Cuáles son los principales componentes de una prótesis de rodilla?

Tiene un componente metálico de la prótesis para el fémur, otro para la tibia y un polietileno que hace de superficie de deslizamiento entre ambos componentes metálicos.

La causa más frecuente de reemplazo de rodilla es la artrosis de la articulación causada por el desgaste (osteoartritis) del cartílago articular. ¿Cómo se produce la osteoartritis?

La artrosis es un proceso degenerativo que se produce por la erosión progresiva de la superficie lisa de cartílago que hay en las articulaciones formando grietas (úlceras condrales) que originan dolor, derrames sinoviales y fallos al caminar.

¿Cuáles son las otras patologías que pueden conducir al recambio articular de la rodilla?

En ocasiones la rodilla se deteriora debido a enfermedades reumatológicas (Artritis Reumatoide, Psoriasis,..), a secuelas de fracturas previas (fracturas de meseta tibial, fracturas de rótula,…) o por lesiones ligamentosas.

¿Cómo es el diagnóstico que determina el remplazo de la rodilla por una prótesis?

El diagnóstico es mediante exploración física en la consulta y con estudio radiológico mediante radiografías o resonancia magnética.

Los especialistas contempláis otras soluciones parciales para paliar los síntomas antes de recurrir a la prótesis articular. ¿Cuáles son?

Es importante intentar reducir el dolor mediante la realización de ejercicio físico, reducir el peso corporal y usar analgésicos. En determinados casos el uso de infiltraciones de ácido hialurónico puede paliar temporalmente el dolor.

Si la persona es joven se pueden realizar alguna intervención quirúrgica más conservadora que una prótesis como una artroscopia o una osteotomía.

Una vez finalizada la cirugía, ¿Cuándo se puede comenzar la movilización pasiva de la rodilla y la rehabilitación?

La rodilla puede ser movilizada el mismo día de la intervención, aunque en la mayor parte de los Hospitales se esperan 24 horas para disminuir la inflamación de la articulación. Se debe iniciar el apoyo sobre la pierna operada en cuanto el paciente pueda incorporarse de la cama.

¿Cómo debe ser una buena rehabilitación?

La rehabilitación de una prótesis tiene dos factores de igual importancia: el trabajo personal que se inicia al día siguiente de la cirugía con ejercicios de flexo-extensión activos y de fortalecimiento de cuádriceps y la fisioterapeuta asistida cuando la persona tiene dificultades para una movilidad completa.

¿De qué dependen los resultados finales de una cirugía de prótesis de rodilla?

Una buena técnica quirúrgica es clave para un buen resultado final pero la realización de una buena recuperación es igual de importante.

Según fuentes de clínica CEMTRO, la prótesis total de rodilla soluciona en más de un 95% los problemas de artrosis primaria, postraumática o la artritis reumatoide pero el 5% de los pacientes con prótesis total de rodilla pueden presentar complicaciones. ¿Cuáles son estas complicaciones y de qué dependen?

Las dos complicaciones más graves son la infección de la prótesis (en torno al 1%) y el desarrollo de una trombosis venosa profunda <1%). La mayor parte de estas complicaciones suceden en personas con patologías asociadas como la diabetes o ciertos estados de inmunodepresión.

¿Cómo se pueden solucionar estas complicaciones?

La aparición de una infección requiere el uso de antibióticos durante un largo período de tiempo y habitualmente se necesita realizar una cirugía de limpieza de la prótesis. La aparición de una trombosis requiere el uso de heparina, ya sea intravenosa o subcutánea.

Cada vez hay más pacientes activos de edad avanzada que no se resignan a llevar una vida sedentaria tras la implantación de una prótesis. ¿Qué tipo de actividades/deportes pueden llevar a cabo? ¿Cuáles son las principales precauciones?

La implantación de una prótesis de rodilla se realiza para recuperar la función y la actividad que se ha perdido durante los últimos años en los que se desarrolla la artrosis de rodilla. El otro objetivo de una prótesis es mejorar el dolor que limita la vida diaria.

Tras realizar una cirugía protésica de rodilla, se debe caminar a diario, se puede montar en bicicleta y nadar. Para realizar otro tipo de actividades de mayor demanda funcional se precisa una preparación especial.

Es importante evitar todas aquellas actividades en las que se realicen saltos ya que la carga vertical sobre la prótesis puede influir y acortar la duración de la prótesis.

Deja un comentario