Choque Fémoroacetabular

¿Qué es?

Se trata de una patología de la cadera consecuencia de una incongruencia entre la cabeza femoral y el acetábulo de la pelvis. En condiciones normales la cabeza femoral con forma esférica concuerda con el acetábulo que es la parte cóncava de la articulación.

TIPOS

  • CAM: En este caso la cabeza femoral tiene una deformidad en su cuello en forma de giba. Dicha giba genera un pinzamiento con el borde del acetábulo en la flexión de la cadera.
  • PINCER: En este caso es el acetábulo quien tiene un exceso de cobertura de la cadera “abraza en exceso a la cabeza femoral”.
  • MIXTO: se dan las 2 circunstancias.

choque-femoroacetabular-tipos

SINTOMAS

Los pacientes se quejan de dolor a nivel inguinal y en el “cachete “(zona posterior glútea) con actividades deportivas o posturas en flexión de cadera. Es típica la pérdida de movilidad en flexión y rotación interna. El inicio de los síntomas suele ocurrir en la tercera década de la vida.

DIAGNÓSTICO

Existen maniobras exploratorias diagnósticas. El signo más específico es el del “pinzamiento”. En esta maniobra se produce dolor con la flexión forzada de la cadera aplicando a la vez rotación interna.
Las pruebas de imagen confirman el diagnóstico. La prueba más específica es la artro-resonancia de cadera. Se trata de una resonancia magnética previa introducción de un contraste (Gadolinio) intra-articular.

choque-femoroacetabular-diagnostico

TRATAMIENTO

  • Conservador: se realiza en los casos poco sintomáticos y en pacientes que pueden acomodar sus actividades físicas. Se recomienda al paciente actividades sin impacto, evitar posturas en flexión forzada de cadera. La fisioterapia puede ser eficaz para alivio de dolor, mejora de movilidad y fortalecimiento muscular.
  • Quirúrgico: Se plantea en los casos muy sintomáticos, en los que ha fracasado el tratamiento conservador y en pacientes que no pueden/quieren restringir su actividad física. Dicho tratamiento se puede realizar de forma artroscópica o mediante cirugía abierta. Consiste en devolver la congruencia articular y en la reparación de lesiones adyacentes como la rotura del labrum.

RECUPERACIÓN

Si el tratamiento es conservador, los consejos cotidianos y fisioterápicos deben mantenerse siempre para evitar empeoramiento de los síntomas. Si se realiza el tratamiento quirúrgico con el objeto de recuperar la actividad física de alto nivel , el periodo de recuperación dura entre 3 y 6 meses en función del grado de lesiones.

TIEMPO DE RECUPERACIÓN

En cuanto al tiempo de recuperación estimado en una lesión como ésta, “depende de si el diagnóstico es el adecuado y del tiempo de evolución que lleve consigo el tratamiento. No es lo mismo tratar una epicondilitis lateral de tres años de evolución que de tres días”, dice Cerrato. La clave para una rápida y buena recuperación, añade, es “tratar la patología a tiempo”.

Además, continúa el cirujano del equipo médico del Dr. Leyes, hay que dar “mucha importancia a la prevención, es decir, al cambio o tratamiento sobre las causas, y posteriormente sobre la patología en sí: estiramientos, masaje Cyriax o ultrasonido; y tratamientos antiinflamatorios locales”.

PRONÓSTICO

El factor pronóstico más determinante es el grado de afectación del cartílago articular.