Lesiones de Cartílago (Tobillo)

Artroscopia de tobillo + Técnica de Bröstrom realizada por el Dr. Leyes

¿En qué casos se aconseja la cirugía?

En pacientes que tienen esguinces de repetición, que no son capaces de controlarlos con tobilleras o con sujección externa, aconsejamos la cirugía, ya que numerosos esguinces provocan daño en el cartílago y al final acaba con un tobillo artrósico.

Cartílago dañado

Como hemos visto en el vídeo, la paciente ha tenido que recurrir a la cirugía, ya que un fragmento de hueso con cartílago se había desprendido del tobillo, y estaba flotando dentro de la articulación, provocando daño en distintas zonas del cartílago. Es por ello, que este fragmento suelto, ha de ser extraído con cirugía.

Antecedentes

En este caso, la paciente presentaba inestabilidad en el tobillo, que le había conducido a tener varios esguinces, y un daño en el cartílago.

Artroscopia de tobillo + Técnica de Bröstrom realizada por el Dr. Leyes

artroscopia-tobillo-+-técnica-bröstrom-compressor (1)
Artroscopia de tobillo + Técnica de Bröstrom realizada por el Dr. Leyes

 

Intervención

Como vemos en el vídeo, en el caso de la paciente que tenía inestabilidad de tobillo y un fragmento suelto de hueso con cartílago, se ha procedido a realizarle a la paciente dos cirugías:

En la primera parte de la intervención, se realiza una artroscopia de tobillo:

Se introduce un tubo dentro de la articulación, se localiza y posteriormente se extirpa el cuerpo libre que estaba provocando daño.

En la segunda parte de la intervención, realizamos la técnica de bröstrom, que consiste en fruncir los ligamentos que estaban fuera de sí. De esta forma, recuperamos la longitud original de los ligamentos y devolvemos la estabilidad al tobillo.

Tiempo estimado de recuperación

Una vez pricados los ligamentos al paciente, necesitamos inmovilizarlos.

La paciente tiene que estar unas seis semanas inmovilizada. Las tres primeras semanas sin apoyar y las tres siguientes apoyando. Después va a necesitar un tiempo de rehabilitación, que calculamos en otras seis semanas.

En total, entre tres y cuatro meses para volver a realizar la práctica deportiva.