Ligamento Cruzado Anterior FAQs

  • ¿Cuándo debo sospechar que me he podido romper el ligamento cruzado anterior?

Habitualmente se rompe con maniobras de pivote o giro de la rodilla con el pie fijo en el suelo, frecuentemente el paciente nota un chasquido fuerte, dolor y rápidamente se hincha la rodilla.

  • ¿Es imprescindible que me opere si me he roto el ligamento cruzado?

No. Depende de las actividades que quiera realizar con mi rodilla y de si tengo fallos o no. El ligamento cruzado anterior es necesario para estabilizar la rodilla en deportes o actividades que impliquen cambios bruscos de dirección, recortes y saltos. Si la rodilla me falla en las actividades cotidianas entonces me debo operar. El fallo no es un acontecimiento sutil, el paciente nota claramente que se le va la rodilla.

  • ¿Qué deportes puedo practicar de forma segura con un ligamento cruzado anterior roto?

Deportes lineales como el ciclismo, la natación y el footing.

  • ¿Tengo más probabilidades de desarrollar artrosis en la rodilla tras romperme el ligamento cruzado anterior?

Sí. Cuando se rompe el ligamento cruzado anterior la tibia se sub-luxa y golpea contra el fémur provocando una contusión ósea en espejo y daño en el cartílago. Si no me opero y tengo fallos de repetición aumentará el riesgo de artrosis por contusiones sucesivas y por lesiones asociadas de meniscos o cartílago.

  • ¿Es urgente que me opere tras romperme el ligamento cruzado anterior?

No, pero es importante que antes de la cirugía no realice ninguna actividad que implique cambios de dirección, recortes, saltos y pivote. En las roturas antiguas del ligamento cruzado anterior es mucho más frecuente tener lesiones asociadas meniscales o del cartílago que ensombrecen el pronóstico tras la cirugía.

  • ¿Qué anestesia se utiliza para la cirugía del ligamento cruzado anterior?

Habitualmente se realiza la intervención bajo anestesia epidural. El paciente puede estar completamente despierto viendo la cirugía en un monitor o dormido bajo los efectos de la sedación. Esa decisión la toma el paciente en la consulta con el anestesista.

  • ¿Cuál es el mejor injerto para reconstruir mi ligamento cruzado anterior?

La cirugía del ligamento cruzado anterior se hace a medida. El injerto que utilizamos para cada paciente se escoge en función del tipo y nivel de actividad deportiva, el peso, la alineación de las extremidades, las lesiones asociadas y las cirugías previas. Un experto cirujano de rodilla debe dominar varias técnicas y escoger la más apropiada para cada paciente.

  • ¿Cómo es el postoperatorio tras una reconstrucción del ligamento cruzado anterior?

Habitualmente pasas una noche en el hospital y una semana en casa haciendo ejercicios domiciliarios de rehabilitación. A la semana se retira el vendaje y se inicia la rehabilitación en un centro de fisioterapia. A las dos semanas se retiran los puntos. Al mes debes estar caminando sin muletas, a los dos meses haciendo bicicleta, a los tres meses footing y a los 5 o 6 meses actividades que impliquen giros, saltos y cambios bruscos de dirección.

  • ¿Cuáles son los objetivos que debo alcanzar en mi primera semana tras la reconstrucción del ligamento cruzado anterior?

El más importante es recuperar pronto la extensión completa. Otros objetivos son bajar la inflamación, controlar el dolor, iniciar la flexión de la rodilla e iniciar la marcha. Se puede apoyar la rodilla tras la intervención pero habitualmente duele un poco durante la primera semana.

  • ¿Qué ejercicios debo realizar la primera semana en casa?
    1. Bombeo de la sangre de la pierna moviendo los pies hacia arriba y abajo. De esta forma disminuimos el riesgo de sufrir un trombo.
    2. Contracción isométrica del cuádriceps. Ponemos duro el cuádriceps durante 5 segundos con la pierna extendida en la cama.
    3. Flexión y extensión pasiva de la rodilla operada. Me siento en una silla o mesa alta y coloco la pierna operada sobre la sana. Dejo que se doble la rodilla operada sujetándola con la pierna sana y después la estiro haciendo fuerza sólo con la sana. En este ejercicio la pierna operada se deja llevar por la sana.

Realizo los ejercicios a, b y c durante 15 minutos y después coloco una almohada debajo del talón de la pierna operada y dejo que se estire la rodilla del todo durante 15 minutos aplicando frío en la rodilla. Los tres ejercicios y el estiramiento suman 30 minutos y lo realizo 3 veces al día, en total una hora y media.