Luxación de Hombro

Puede ocurrir a cualquier edad pero es más frecuente en varones jóvenes y físicamente activos.


El hombro es la articulación del cuerpo con mayor movilidad y la que con mayor frecuencia se luxa. Aunque el hombro se puede salir en cualquier dirección, en el 97% de los casos la luxación es anterior. Puede ocurrir a cualquier edad pero es más frecuente en varones jóvenes y físicamente activos.

Anatomía


hombroEl hombro se compone de la cabeza del húmero (la bola) y de la glenoides (la copa). A diferencia de la cadera, la copa en el hombro es muy poco profunda y se parece más a un plato que a una copa. La cápsula sujeta la bola a la copa y se une a la copa en el labrum, una especie de menisco que rodea el borde de la copa como una barandilla rodea a un balcón.

La cabeza del húmero es tres veces más grande que la glenoides y el labrum sirve para aumentar la congruencia y la estabilidad. Cuando se sale la bola con frecuencia arranca la barandilla del balcón y a esa lesión se le llama lesión de ‘Bankart’.

Además, la parte posterior de la cabeza golpea contra el borde anterior de la glenoides al luxarse. El hueso de la glenoides es más duro que el de la cabeza y le deja una muesca en la cabeza, como si clavásemos una uña en una pelota de ping-pong. Esa fractura impactada en la cabeza humeral se llama lesión de ‘Hill Sachs’.

Clínica


Cuando se sale el hombro el paciente nota un dolor intenso y en ocasiones hormigueo y debilidad. La deformidad del hombro es aparente, hay espasmo muscular y los pacientes no pueden mover la articulación.

Tratamiento


Actitud ante primera luxación

hombroLa reducción del hombro luxado es más sencilla cuanto antes se realice. La maniobra que se emplea con más frecuencia es la de ‘Kocher’: se aplica tracción constante y suave con el brazo en separación, luego se gira hacia afuera, se aproxima al cuerpo y finalmente se gira hacia adentro.

En ocasiones el paciente puede precisar una inyección de anestésico en la articulación, relajantes musculares o sedación para facilitar la reducción. Una vez que se reduce la luxación el dolor desaparece inmediatamente. En urgencias se suele hacer una radiografía antes y después de la reducción.

Después de la primera luxación se puede utilizar un cabestrillo para confort. El tiempo que lo lleve el paciente no influye en la probabilidad de que se le vuelva a salir el hombro.

Tras una luxación es aconsejable acudir a rehabilitación para recuperar la movilidad del hombro y la fuerza del deltoides y del manguito de los rotadores. La mayor parte de los pacientes tras una luxación de hombro recuperan la función en unas semanas pero el hombro se puede volver inestable y la luxación se puede repetir.

Tratamiento quirúrgico


En pacientes jóvenes y activos con luxaciones recidivantes se recomienda la intervención quirúrgica para conseguir un buen resultado. También se recomienda la cirugía tras la primera luxación en deportistas de élite en los que no es aceptable asumir el riesgo de que se pueda repetir la luxación.

Es preferible operar antes de que el paciente sufra múltiples luxaciones, ya que éstas aumentan el tamaño del defecto en la cabeza humeral y la pérdida de hueso en el margen anterior de la glenoides (la copa).

Cesar-Flores-hombro-lanzador
El Dr. César Flores, especialista en cirugía de hombro

En la mayor parte de los casos, la cirugía se realiza por artroscopia y consiste básicamente en volver a subir la barandilla (el labrum) al balcón y sujetarla con unos anclajes reabsorbibles y en tratar las lesiones asociadas. En algunos pacientes con defectos óseos en la glenoides colocamos un tope óseo anterior.

La cirugía se puede realizar con anestesia regional, general o combinada. Habitualmente, el paciente permanece ingresado una noche en el hospital.

Instrucciones al alta


equipoEl paciente se va a casa con un apósito impermeable en las heridas que le permite ducharse. Dicho apósito lo puede dejar durante unos 5 días y después lo debe cambiar por apósitos normales y realizar una cura con antiséptico (clorhexidina o betadine) cada día después de la ducha. Los puntos se retirarán en la consulta a las 2 semanas de la intervención.

El dolor se controla alternando antiinflamatorios y analgésicos locales siguiendo la pauta indicada en el informe de alta. Es normal que le duela más por la noche y con frecuencia se alivia el dolor si se aplica frío en el hombro y se duerme un poco más incorporado.

El tener fiebre baja por debajo de 38ºC es frecuente en el postoperatorio debido a la reabsorción de los hematomas. Si tiene fiebre elevada o mantenida o las heridas de la artroscopia tienen mal aspecto debe contactar inmediatamente con su médico. También conviene aplicar thrombocid en los hematomas 2 o 3 veces al día para acelerar su reabsorción y para evitar que pigmenten la piel.

Recién operado el paciente, lleva el brazo en cabestrillo durante 4 semanas. Puede retirarlo para doblar y estirar el codo y para ducharse pero no debe girar el hombro ni levantar el brazo. La rehabilitación en un centro comienza al mes de la intervención con movilidad pasiva del hombro sin forzar las rotaciones hasta la sexta semana. En general, cuanto más tiempo le dediquen a mover el brazo mejor es la rehabilitación.

Pronóstico


El ‘labrum’ (la barandilla del balcón) tarda unas 6 semanas en echar raíces en el hueso y conseguir una fijación biológica. El tiempo medio de recuperación del paciente es de unos 3 meses. En un 8 % de los pacientes el hombro se vuelve a salir. Son factores de riesgo de tener una nueva luxación la pérdida de hueso en la glenoides (copa) y la participación en deportes de contacto.