Pectoral Mayor

La ruptura, aunque es infrecuente, no es rara en deportes donde el pectoral es sometido a cargas pesada, o ejercicios de contacto o lucha


pectorales2

El pectoral mayor es un potente aductor de la articulación del hombro, que también actúa participando en la rotación interna y en la flexión. Es un músculo superficial, plano, ubicado en la región antero superior del tórax, delante del pectoral menor. También es grueso, resistente, ancho y potente. Las acciones que realiza están encaminadas a la defensa, a la autoprotección y a la fuerza.

De los músculos de la pared torácica anterior, es el que se encuentra proporcionalmente sujeto en mayor medida a una lesión de sus inserciones. Sin embargo, cuando este músculo es sometido a cargas pesadas, existe la posibilidad de producirse roturas fibrilares e inclusive de sus inserciones distales. La ruptura, aunque es infrecuente, no es rara en deportes donde el pectoral es sometido a cargas pesada, o ejercicios de contacto o lucha. El diagnóstico precoz es esencial, ya que el tratamiento quirúrgico en fases tempranas proporciona excelentes resultados.

rugby
Rugby, deporte proclive a lesiones de pectoral

Una lesión infrecuente


La ruptura del pectoral mayor es una lesión infrecuente -aunque no rara- en España. Suele ocurrir en deportes de mucha fuerza o contacto físico, e incluso se ha relacionado con el uso de esteroides o anabolizantes. El rugby, el fútbol americano, el culturismo, la lucha grecorromana, etc., son algunas de las prácticas deportivas donde más lesiones hay de este tipo.

lucha grecorromana2
Lucha grecorromana, deporte propenso a lesiones de pectoral

Debido a que en España estos deportes no son muy populares, pocos cirujanos tienen la experiencia necesaria para realizar con éxito la operación. Uno de los mejores especialistas para tratar la ruptura del pectoral mayor es el Dr. Manuel Leyes Vence, que consiguió una gran experiencia en sus dos años y medio –entre enero de 1998 y julio del año 2000- como miembro del cuerpo médico de los equipos profesionales Cleveland Cavaliers (NBA), Cleveland Indians (Baseball) y Cleveland Browns (NFL).

futbol americano
Fútbol americano, deporte tendente a provocar lesiones de pectoral

Fue en este último, en el conocido equipo estadounidense de fútbol americano, donde el Dr. Manuel Leyes conoció de primera mano cómo tratar una ruptura del pectoral mayor. Desde ese día, no ha parado de realizar operaciones de este tipo, ya sean en deportistas de élite o en personas normales y corrientes.

¿Cómo se produce?


Según el doctor de la Clínica CEMTRO de Madrid, hay dos mecanismos básicos en esta lesión: uno es una “contracción brusca del músculo pectoral, típico en posiciones de extensión y abducción; como ocurre, por ejemplo, al hacer press banca”. El otro mecanismo –continúa- “es el bloqueo, que se produce en deportes donde el brazo ejerce una rotación externa; un movimiento de separación y abducción”.

Diagnóstico clínico


El diagnóstico clínico de esta lesión es muy sencillo. Como dice el doctor Leyes, “los pacientes notan un pinchazo súbito, acompañado de un chasquido, y pronto aparece un hematoma; una equimosis en la piel de un efecto palpable en el pectoral. Son más frecuentes las roturas parciales que las roturas totales. Y afectan fundamentalmente a las fibras más cortas del pectoral, que son las fibras que van del esternón al húmero”.

pectoral-mayor-640x480
Pectoral Mayor

Tratamiento


Como en la mayoría de las lesiones, un tratamiento rápido ayudará a obtener mejores resultados. Se puede optar por la vía quirúrgica o por una operación más conservadora. La diferencia entre estas dos opciones viene dada en el paciente, ya que dependiendo del tratamiento, puede perder más o menos fuerza en el músculo pectoral.

Para el Dr. Manuel Leyes, sobre todo en los casos de deportistas, es mejor el tratamiento quirúrgico. “Hemos comprobado que el tratamiento de estas lesiones es mejor quirúrgico. Los pacientes en los que hacíamos un tratamiento conservador perdían mucha fuerza y no volvían a la competición”.

Cirugía


La operación es dura, al tratarse de un músculo muy potente. La cirugía consiste en volver a insertar el músculo pectoral desgarrado en el húmero, ya que las zonas que normalmente se rompen son la de la unión del músculo con el tendón, o la de la inserción del tendón con el húmero. “Lo que hacemos es una pequeña trinchera en el húmero y reinsertamos el pectoral dentro del hueso”, comenta el Dr. Leyes.

rotura-pectoral
Intervención por rotura de pectoral

Postoperatorio


Una vez realizado el tratamiento, hay que ser muy precavido en el postoperatorio, y sobre todo, hay que cuidar el músculo mientras cicatriza. Si se siguen todos los pasos correctamente, el paciente puede comenzar a potenciar el pectoral a los tres meses. Así, en el caso de un deportista de élite, según el Dr. Leyes, “de cara a volver a la competición estamos hablando de unos 4-5 meses”.

Por último, hay que aclarar que lo más importante, como se ha comentado, es un diagnóstico y tratamiento rápido y eficaz. La práctica deportiva con una ruptura del pectoral mayor “no se puede ejercer de ningún modo”, y si se hace, sobre todo en el caso de profesionales en deportes de contacto o fuerza, el músculo podría perder mucha energía, y en la peor de las posturas, si no se opera a tiempo, “el deportista incluso podría no volver a competir”.