Tratamientos de Rodilla

dolor-rodilla-720x440

La rodilla es una de las articulaciones del esqueleto humano en la que es más habitual que se desarrolle la artrosis. La principal razón, es que es una articulación de ‘carga’, a diferencia de otras articulaciones. Es decir; tiene que soportar el peso del cuerpo y de los objetos que transportamos, cuando permanecemos de pie o cuando nos desplazamos caminando o realizando cualquier otro ejercicio físico.

La articulación de la rodilla está formada principalmente, por la unión entre dos huesos: el fémur y la tibia, que junto con el peroné, forma la estructura de la pierna situada por debajo de la rodilla. Además del fémur y de la tibia, existe otro hueso fundamental para el buen funcionamiento de la rodilla, estamos hablando de la rótula. En el interior de la rodilla, todos estos huesos se encuentran recubiertos de cartílago, que sirve para evitar el roce de hueso con hueso en los movimientos que ejerce la rodilla, facilitando el deslizamiento y amortiguando los golpes.

Precisamente, es el desgaste con el paso del tiempo y el envejecimiento de los cartílagos, lo que ocasiona la artrosis de rodilla.

Los tratamientos que se realizan con frecuencia son: Ligamento de Cruzado Anterior; Menisco; Lesiones de Cartílago; ; Tendón Rotuliano; Prótesis de RodillaLuxación de Rótula